Saltar al contenido
Dientes10

Flemón dental: Qué es, causas, tratamiento y prevención

flemon-dental

Es posible que alguna vez hayas oído hablar del flemón dental, que un familiar o conocido te haya hablado de lo incómodo que puede ser y que, ahora, tú mismo estés atravesando esta situación de salud. En primera instancia, no parece nada por lo que haya que perder la cabeza, pero, si no acudes a revisión odontológica, el cuadro puede llegar a agravarse bastante. Así que se trata de una afección muy dolorosa. Por ello, en este artículo queremos compartir una serie de recomendaciones para que sepas cómo hacerle frente.

¿Qué es un flemón dental?

«Flemón» es el nombre coloquial con el que se suele denominar a un absceso o infección en los tejidos blandos de la boca por presencia bacteriana. Por lo general, aparece en la zona de las encías, aunque se han registrado casos en los que la raíz de una muela ha quedado afectada por una infección que no halla salida. Este tipo de flemón es provocado por caries, gingivitis o enfermedad periodontal, de modo que no resulta extraño que, en la mayoría de los casos, los especialistas sugieren un tratamiento combinado de antiinflamatorios y antibióticos con la colocación de carillas dentales en Madrid.

Pero, sin importar su origen, que indudablemente puede ser variado y está condicionado por distintos factores relacionados con la salud bucodental y hábitos de higiene, ante todo es fundamental que la infección sea tratada. ¿Qué tan peligroso puede llegar a ser un flemón? Si dejas que siga su evolución y se extienda, es un riesgo impredecible, pues en algunos escenarios puede conducir a una afectación muy grave e incluso a la muerte. La secuencia se repite a partir de una caries profunda que no es tratada e infecta el nervio.

¿Cuáles son los síntomas?

El cuadro sintomatológico del absceso dental puede hacerte caer en la cuenta del problema, si bien es cierto que muchas lesiones orales presentan signos parecidos y bastante evidentes. Ante su aparición, el principal consejo a seguir es que visites InterORALIA, la clínica dental en la que encuentras atención profesional y de gran calidad humana. Los expertos procederán con la valoración de tu perfil para hallar la mejor solución. Entre las molestias más comunes, relacionadas con el flemón, cabe mencionar el dolor de dientes, especialmente al masticar; pus y bacterias que provocan muy mal aliento, inflamación del área afectada, sensibilidad al comer o beber alimentos fríos y, en ciertos casos, fiebre.

¿Sabes cómo bajar un flemón?

Lo más importante es un diagnóstico acertado y oportuno. No debes esperar a presentar fiebre para acudir al odontólogo. La valoración a tiempo, por parte de los expertos de InterORALIA, es la clave para dar inicio a un tratamiento que conduzca a la eliminación de las bacterias que han provocado el absceso para que tu caso no derive en complicaciones mayores, como puede ser la pérdida de la totalidad de la pieza o una afectación de tu salud.

Al agendar tu cita y llegar a la clínica, el primer paso consiste en llevar a cabo una exploración con la finalidad de determinar qué piezas dentales están dañadas por caries o complicaciones de la enfermedad periodontal. En caso de tener dudas, los médicos se apoyarán en pruebas diagnósticas, como imágenes de rayos X. Una vez que hayan detectado la zona afectada, es decir, el origen del problema, el tratamiento que te sea recomendado estará enfocado en erradicar los síntomas provocados por el flemón, como el dolor y la inflamación, halitosis y sensibilidad oral que te impide masticar bien.

Cuando las molestias hayan mermado gracias a la administración de fármacos, será posible afrontar el tratamiento odontológico, que va a depender del alcance de la lesión y la profundidad del absceso. Por ejemplo, si el problema es dental, causado por una caries, tendrás que someterte a una endodoncia. Lo que se hace es limpiar las raíces por dentro, eliminar los tejidos infectados por patógenos y colocar la medicación necesaria para neutralizar la proliferación bacteriana. Por otro lado, en caso de que tu caso sea periodontal y tengas las encías afectadas, habrá que llevar a cabo un raspado de la zona y, siempre que los profesionales médicos lo estimen pertinente, realizar una cirugía.

¿Cómo prevenirlo?

Finalmente, lo mejor que puedes hacer para evitar estas incomodidades, el tener que pasar por un cuadro infeccioso severo, es tomar en cuenta las medidas preventivas necesarias. Lo más importante es implementar una rutina de higiene bucodental diaria, ser disciplinado y no acostarse nunca sin cepillarte bien los dientes. Esto evitará que desarrolles caries, susceptibles de complicarse a largo plazo. De igual forma, ten presente que es fundamental que asistas a consulta periódica de odontología en InterORALIA para llevar a cabo una limpieza profunda, aclarar cualquier duda que puedas tener y detectar anomalías a tiempo.