Saltar al contenido
Dientes10

Gingivitis

gingivitis

¿Ves tus encías más rojas de lo normal? ¿Tus encías se encuentran inflamadas? ¿A veces, al cepillarte, sangras y no sabes la razón? Posiblemente sufres alguna enfermedad de las encías. Este tipo de enfermedades son causadas, a menudo, por exceso de las bacterias que residen en la boca o cuando hay acumulación de placa bacteriana.

Posiblemente, la parte más vulnerable de la boca son las encías y hay ciertos peligros que podrían afectarlas, entre ellos la gingivitis. Esta es una enfermedad provocada en primer lugar por no tener una adecuada higiene bucal.

El gran problema que presenta la gingivitis, es que como al principio no provoca dolores, los pacientes no tienen la precaución de acudir al dentista hasta que la enfermedad ha avanzado y está es su fase aguda.

La buena noticia es que esta enfermedad periodontal es reversible, ya que no afecta al hueso que se encuentra rodeando al diente. Sin embargo, su tratamiento inmediato es necesario para no llegar a sufrir males más graves, como la periodontitis, cuyas consecuencias son más graves.

De seguro sientes gran incomodidad y te gustaría conocer un poco más de tu enfermedad para saber cómo hacerle frente.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis, es una enfermedad bucodental caracterizada por la inflamación de las encías. De las enfermedades periodontales existentes, esta es la que se presenta con mayor frecuencia y puede exhibirse desde la aparición de los primeros dientes hasta la vejez.

Este padecimiento no implica grandes riesgos, puesto que es tratado con facilidad. No obstante, si no se da un tratamiento adecuado o se ignora la presencia de la enfermedad, podría conllevar al desarrollo de periodontitis, cuyas consecuencias son graves para tus dientes, pudiendo llegar a perderlos.

Causas de la gingivitis

La principal causa de la gingivitis es la carencia de una correcta higiene bucodental, lo que ocasiona que se produzca la acumulación de bacterias y placa bacteriana en tus encías.

Sin embargo, una mala limpieza no es el único motivo por el cual puedes desarrollar esta enfermedad. Los cambios hormonales como los ocurridos en el embarazo y la pubertad podrían desencadenar los síntomas de la gingivitis.

Otros agentes causantes del la gingivitis son:

  • Los factores genéticos
  • Las reacciones alérgicas
  • Los procesos infecciosos o ciertas enfermedades, como la diabetes no controlada.
  • El tabaquismo, también podría ocasionar este tipo de inflamaciones.

Una causa menos común es que tus dientes estén un poco torcidos o apiñados, imposibilitando de este modo la limpieza correcta de los mismos.

También hay fármacos que podrían ocasionar la aparición de gingivitis como, por ejemplo, los anticonceptivos o los corticosteroides.

Síntomas de la gingivitis

  • Inflamación de las encías
  • Enrojecimiento de las encías
  • Sangrado de las encías
  • Formación de bolas periodontales
  • Mal aliento
  • Mal sabor de boca
  • Dientes sueltos
  • Pus alrededor de las encías

Fases de la Gingivitis

La gingivitis tiene varias etapas:

  • Gingivitis de fase leve: suele pasar desapercibida, debido a que el enrojecimiento de las encías no es muy notorio y el sangrado es poco frecuente.
  • Gingivitis de fase moderada: en la cual se nota con mayor claridad el cambio de color de las encías y se muestran más hinchadas.
  • Gingivitis de fase aguda: sin lugar a dudas, es la etapa de mayor preocupación. En este punto, es posible que se dañe el epitelio que mantiene fijo tu diente a la encía, aumentando de este modo el espacio entre ellos.

La gingivitis aguda es el paso que precede a la periodontitis, por tanto, si crees que estás en esta fase y aún no has acudido a un dentista, te recomiendo que lo hagas con urgencia. Procura evitar a tiempo un mal mayor.

gingivitis

Gingivitis durante el embarazo

En la actualidad, un alto porcentaje de mujeres embarazadas sufren de gingivitis, alcanzando cifras de entre 60 y 75 %.

Si eres mujer y estás embarazada, esta puede ser la etapa más importante de tu vida. Sin embargo, implica una serie de cambios hormonales y fisiológicos que pueden provocar el agravamiento de cualquier pequeña complicación dental, lo cual propicia que aparezcan enfermedades como la gingivitis.

La gravedad de esta situación radica en el hecho de que durante la gestación se incrementa el paso de patógenos periodontales u otros agentes infecciosos de la superficie dental al torrente sanguíneo, posibilitando la afección de la placenta y el mal desarrollo del feto.

Si la placenta se infecta o inflama, corres el riesgo de tener un parto prematuro, padecer pre eclampsia o tu bebé puede nacer con bajo peso. Por tanto, es necesario que tengas sumo cuidado y trates a tiempo esta enfermedad.

Tratamiento dental para la gingivitis

Una vez que el médico especialista realice un estudio profundo a tu cavidad bucal y si el diagnóstico para gingivitis es positivo, será hora de que actúes en pro de la erradicación de esta enfermedad.

El objetivo más importante de este tratamiento en la disminución de la hinchazón de las encías, lo cual se logra mediante una limpieza dental profesional.

Primeramente, el odontólogo implementará la utilización del ultrasonido, para que con la acción de las ondas sónicas sea más fácil remover el sarro de tu boca.

Acto seguido, te aplicará una mezcla de profilaxis, cuyo objetivo es aumentar el nivel de flúor, quitar las manchas de tus dientes (si las hay), y mejorar la limpieza.

Por último, el médico colocará entre tus dientes unas tiras interproximales que ayudaran a facilitar la limpieza de aquellas zonas de difícil acceso.

Más vendido. 1
Las tiras dentales-60Pcs / paquete abrasivo dental Tiras de...
  • 1.One pack incluye cuatro colores para diferentes...
  • 2.Los tiras de esmalte dental se pueden utilizar para alisar...
Más vendido. 2
Las Tiras de Pulido - 60Pcs / Paquete abrasivo Dental Tiras...
  • [Muti-propósito] - Un paquete incluye cuatro colores para...
  • [Uso] - Las tiras se puede utilizar para alisar y pulir las...
Más vendido. 3
TePe Angle Cepillos interdentales angulados / Palillos...
  • TePe Angle es ideal para los que prefieren un mango más...
  • Elimina la placa bacteriana en los espacios interproximales...

Para complementar este tratamiento es necesaria la implementación de químicos. Si bien el uso del cepillo de dientes es útil para eliminar la placa bacteriana, tiene sus limitaciones. Es por ello que se recomienda el uso de antisépticos como el Cloruro de Cetilpiridinio y la Clorhexidina para controlar el exceso de bacterias bucales.

RebajasMás vendido. 1
Enjuague Bucal - Oraldine Perio clorhexidina 0.2% - 400ml
  • Ayuda a reducir significativamente el riesgo de infecciones...
  • Sin alcohol
Más vendido. 2
LACER Clorhexidina Colutorio 500 ml (3856669)
  • De la marca Lacer
  • Lacer higiene bucal Lacer higiene bucal
Más vendido. 3
SEA4 Colutorio Encías Uso Diario. Previene el Sangrado de...
  • Colutorio Sea4 Encías. Previene y ayuda a reducir la...
  • Indicado para personas con encías delicadas, con excesiva...

Cómo curar la gingivitis con Remedios caseros

Otra salida efectiva a esta enfermedad es la implementación de remedios caseros que, comúnmente, no suelen tener resultados inmediatos. Sin embargo, si eres persistente podrás logras buenos resultados. A continuación te mostraré algunos:

1. Buches con agua de limón

El limón ha mostrado excelentes propiedades medicinales, de allí su amplio uso en este ámbito. En esta oportunidad, el interés en este fruto es debido a sus propiedades antisépticas y anti inflamatorias, útiles en gran medida para el tratamiento de la gingivitis.

Por otro lado, los ácidos que contiene el limón evitan el crecimiento de las bacterias.

Para utilizarlo como remedio, sólo debes tomar medio limón y exprimirlo en un vaso con agua tibia; este líquido lo puedes utilizar como enjuague bucal. Te recomiendo que hagas buches por lo menos dos veces al día.

2. Bicarbonato de sodio (soda) y agua oxigenada

Con estos dos elementos puedes preparar otro efectivo enjuague bucal. Contienen potentes antibacterianos que permiten una limpieza profunda en tu boca, reduciendo de ese modo los residuos acumulados en los dientes.

Para su preparación, necesitarás una cucharadita de bicarbonato de sodio (equivalente a aproximadamente 5 g), 25 ml cucharadas de agua oxigenada y un vaso de agua tibia. Debes mezclar muy bien estos ingredientes hasta que se diluyan completamente.

Después de cepillarte, realiza gárgaras con este remedio por dos minutos. Realiza el procedimiento dos veces por día.

3. Aloe vera

Otra planta con excelentes propiedades en pro de la salud es el aloe vera, mejor conocido como sábila. En caso de gingivitis, resulta de gran utilidad por poseer propiedades antibacterianas y anti inflamatorias, lo que le confiere la capacidad la disminuir la hinchazón de las encías a medida que combate el crecimiento de bacterias en tu boca.

Una ventaja extra que proporciona la sábila es que ayuda a disminuir el dolor que causa la enfermedad, favoreciendo la recuperación de los tejidos que conforman las encías.

La preparación y aplicación de este remedio es muy sencilla, sólo debes extraer el gel de aloe vera y aplicarlo sobre los dientes y encías. Es necesario que permitas que el remedio realice su acción, no lo enjuagues. Puedes realizar esta acción por lo menos dos veces al día.

4. Aceite de coco y bicarbonato de sodio

Ya te hablamos de los beneficios del bicarbonato de sodio, ahora es el turno del aceite de coco. Este aceite tiene la capacidad de disminuir de manera eficaz la placa que se encuentra formada en tus dientes o en los alrededores de las encías, debido a su propiedad antibacteriana.

Una forma de implementar esta mezcla para aprovechar los beneficios que trae para tu salud bucal es usándola como pasta dental. Esto te ayudará a reducir el riesgo de padecer infecciones bucales y a combatir las ya existentes.

Une 2 cucharadas de aceite de coco con una cucharadita de bicarbonato y mezcla hasta obtener una pasta. A continuación, coloca la mezcla resultante en tu cepillo de dientes y realiza el procedimiento de cepillado común. Este remedio lo debes emplear sólo una vez al día.

5. Buches con aceite de tomillo

El tratamiento de la gingivitis, va dirigido a la eliminación de las bacterias que causan los síntomas ya mencionados. Por tanto, el uso de aceite de tomillo resulta muy efectivo, pues este tiene propiedades antibacterianas que pueden ser aprovechadas para combatir el exceso de microbios que dañan tus dientes y encías.

La eficacia del uso de este remedio radica en el hecho de que permite la limpieza de aquellas áreas de difícil acceso, eliminando las bacterias de hasta las zonas más difíciles de alcanzar.

Media cucharadita de aceite de tomillo y medio vaso de agua tibia será lo único que necesitarás para preparar el remedio. Mezcla muy bien ambos ingredientes y realiza buches con el líquido resultante por varios minutos. Puedes implementar este remedio tres veces al día, preferiblemente después de tus comidas fuertes.

Estos remedios caseros han mostrado su efectividad en muchas personas diagnosticadas con gingivitis. Escoge el que mejor se adapte a ti y comprueba por ti mismo su acción curativa en tu cavidad bucal. Nada pierdes con probar.

Debes tener en cuenta la importancia que tiene la prevención de esta y otras enfermedades. Tomar las medidas higiénicas necesarias es la mejor manera de evitar el desarrollo de la gingivitis. Esto incluye el tener que cepillarte mínimo tres veces al día (preferiblemente después de las comidas), usar enjuague bucal e hilo dental.

A veces, incluso teniendo todos los cuidados pertinentes para tener una boca limpia, podrías dejar residuos de comidas. Es por ello que resulta conveniente asistir con un profesional de la salud dental, al menos cada 6 meses, para realizarte una limpieza dental.

Muchos pacientes cometen el grave error de despreocuparse por la inflamación que tienen sus encías o por los sangrados que se producen durante el cepillado. Creen que como no presentan ningún dolor no es necesario acudir al dentista.  No cometas tú el mismo error, la gingivitis es reversible y se puede tratar de manera fácil. Sin embargo, las enfermedades que le preceden no; hasta podrías perder una o más piezas dentales.

Otras enfermedades dentales